Archivo de Enero de 2010

EL ESFUERZO

Dicen que tras la tormenta llega la calma. Espero que así sea.
Creo que las distintas posturas han sido argumentadas y defendidas por ambas partes de la mejor forma que hemos sabido o podido.

Me gustaría cerrar el tema de la jornada y sacar otros temas que al menos a mí, como madre de tres niños, me preocupan.

El esfuerzo es uno de ellos y creo que sería interesante debatir sobre él.
Vivimos en una época en la que se invita a hacer el mínimo imprescindible en todos los ámbitos sociales. La exigencia está mal vista. No se puede exigir porque te conviertes en el ogro de la película.

Mi pregunta es:
¿Si no se exige al que tenemos al lado, si no nos exigimos a nosotros mismos, podemos explicar y valorar el esfuerzo? ¿Podemos crecer como seres humanos sin exigencias y sin esfuerzos?

Traslademos estas preguntas, si os parece, al ámbito educativo.
¿La exigencia y el esfuerzo tienen algo que ver en el fracaso escolar?
¿Que parte de culpa tenemos tanto padres como docentes, en el fracaso escolar de los niños? ¿Qué medidas creéis que se podrían adoptar para evitar este fracaso?

Pienso que es importante analizarlo puesto que la educación nos afecta a todos. Aunque nuestros hijos no tengan problemas académicos, esto les afectará en un futuro ya que la educación es la base de la sociedad del futuro. Por ejemplo, Alemania posee uno de los mejores sistemas de formación profesional y por ende, es uno de los países más fuertes industrialmente hablando.

Sé que todo esto es muy difícil de analizar pero creo que todos, podemos hacer algo, por pequeño que sea, para cambiarlo y por lo menos podemos pensar en qué hacer para mejorarlo.

Gracias de antemano por vuestras reflexiones al respecto.

Isabel.

Resultado de la Votación sobre la Jornada Continua en Navacerrada

Ayer, 26 de enero, se votó si se quería o no la jornada continua en nuestro colegio.
El resultado ha sido el siguiente:

  • Censo: 417 padres/madres con derecho a voto
  • Votos emitidos: 255 = 61,15%

Según el porcentaje de votos, al no haber llegado a los 2/3 de participación, el proceso de cambio de jornada se detiene en este punto.
No obstante, el resultado de los votos, una vez escrutados, es:

  • Votos Afirmativos: 107 = 41,96% de los votos emitidos
  • Votos Negativos: 147 = 57,65% de los votos emitidos
  • Votos en blanco: 1
  • Votos nulos: 0

Evidentemente no se puede saber cuantos de los padres que no han votado lo han hecho por algún tipo de desacuerdo con el proceso iniciado, en cuyo caso estos se podrían sumar a los votos negativos. En mi caso puedo decir que mi ausencia en la votación se debe, principalmente, a esa razón.
También creo que podemos inferir que desde que se inició el proceso de cambio, por un lado los corros en el colegio y, por otro, esta web y otras formas de comunicación que se hayan podido realizar como las 2 Asambleas que se han realizado en este mes (ambas con diferente origen pero con un denominador común) han movido la decisión de algunas personas, algun@s que podrían no haber votado, otr@s que lo iban a hacer, un@s al SI, otr@s al NO, etc.. Por qué lo que hemos pretendido, al menos creando este espacio de comunicación, era eso, remover la conciencia de la gente.
Con que se ha movido la decisión me refiero a que hay personas que, con la información recibida y con la discusión que se ha generado han reaccionado de alguna manera y han orientado su voto en favor de sus convicciones o por la reacción producida.
En cualquier caso me pregunto si alguien puede sacar, de este resultado, la conclusión de que hay una demanda social a favor del cambio de jornada. Me temo que no.
Otra reflexión que quiero hacer es, aunque suene a tópico, que nadie ha ganado y nadie ha perdido. Bueno, rectifico, han ganado los niños de este Colegio.
No tengo ninguna duda de que este cambio se va a volver a plantear el año que viene. Pero desde aquí quiero preguntar ¿que les animará a plantearlo de nuevo? ¿seguirán invocando alguna demanda social? ¿seguirán defendiendo que es lo mejor para los niños? ¿aportarán algo más a la discusión, que la satisfacción (en mi forma de verla, injustificada, ya que no justifica que les ha aportado a aquellos alumnos) de los otros, etc..?
Desde aquí me gustaría invitar a quien propone, y va a volver a proponer, estas cosas que esta vez lo reflexione un poco más.
Si sospecha que la próxima vez que se proponga, existe una demanda, que lo investigue y ofrezca datos.
Si en realidad pretende mejorar en algún sentido el nivel académico, que se realice un proyecto. Ojo, UN PROYECTO. Me explico: situación actual, objetivo, métodos para llegar a ello, etc… Con tiempo y dedicación.
Para ello hay que valorar cuales son las situaciones. Bueno, pues no nos engañemos ni evitemos hacerlo. Si los sistemas actuales para evaluar esto no le valen a alguien, que se desarrolle un método de evaluación que les parezca más efectivo y equitativo. Y con esto nos podemos situar, poner en antecedentes y marcarnos metas. Y entiendo que, a veces, no gusta ver la realidad; pero este es el único camino para progresar.
Que se evalúen los métodos pedagógicos actuales. En el Colegio hay márgen de maniobra, será mayor o menor, pero existir, existe. Si se hace un estudio en condiciones seguro que surge la necesidad de cambiar algo. Propóngase.
Pero que no se nos diga que con un cambio de horario y un sistema de organización distinto de los profesores ya vamos a triunfar. Por qué así, sin más, no van a convencernos.
Y, también, que consideren la posibilidad de apoyarse en alguien ¿Y porqué no en los padres?
Porque los padres no solo estamos ahí para organizar concursos de carteles. Que también tienen su utilidad.
Ni solo para organizar y/o colaborar en los fastos y festejos del Colegio. Que tampoco vamos a dejar de hacerlo.
Porque lo que nos interesa es que nuestros hijos reciban una sólida base para que, en cada etapa, estén más y mejor preparados. Y en eso, podemos ayudar y colaborar. Y debemos hacerlo.
Pero para ello debe haber un diálogo fluido entre el Colegio y los padres y una disposición a la colaboración, por ambas partes.
Hablemos, informémonos, discutamos y, sobe todo, colaboremos. Y, quizás, algún día, podremos hablar de otra propuestas.

Este sitio web va a seguir en marcha. Creemos que es de utilidad y queremos que siga siéndolo. Y cada vez, si es posible, más.

Un saludo,
Vicente Biosca

Resultado de la Votación sobre la Jornada Continua en Navacerrada

Ayer, 26 de enero, se votó si se quería o no la jornada continua en nuestro colegio.
El resultado ha sido el siguiente:

  • Censo: 417 padres/madres con derecho a voto
  • Votos emitidos: 255 = 61,15%

Según el porcentaje de votos, al no haber llegado a los 2/3 de participación, el proceso de cambio de jornada se detiene en este punto.
No obstante, el resultado de los votos, una vez escrutados, es:

  • Votos Afirmativos: 107 = 41,96% de los votos emitidos
  • Votos Negativos: 147 = 57,65% de los votos emitidos
  • Votos en blanco: 1
  • Votos nulos: 0

Evidentemente, no se puede saber cuantos de los padres que no han votado lo han hecho por algún tipo de desacuerdo con el proceso iniciado, en cuyo caso estos se podrían sumar a los votos negativos. En mi caso, puedo decir que mi ausencia en la votación se debe, principalmente, a esa razón.
Creo que, también, podemos inferir que desde que se inició el proceso de cambio, por un lado los corros en el colegio y, por otro, esta web y otras formas de comunicación que se hayan podido realizar como las 2 Asambleas que se han realizado en este mes (ambas con diferente orígen pero con un denominador común) han movido la decisión de algunas personas, algun@s que podrían no haber votado, otr@s que lo iban a hacer, un@s al SI, otr@s al NO, etc.. Por qué lo que hemos pretendido, al menos creando este espacio de comunicación, era eso, remover la conciencia de la gente.
Con que se ha movido la decisión me refiero a que hay personas que, con la información recibida y con la discusión que se ha generado han reaccionado de alguna manera y han orientado su voto en favor de sus convicciones o por la reacción producida.
En cualquier caso me pregunto si alguien puede sacar, de este resultado, la conclusión de que hay una demanda social a favor del cambio de jornada. Me temo que no.
Otra reflexión que quiero hacer es, aunque suene a tópico, que nadie ha ganado y nadie ha perdido. Bueno, rectifico, han ganado los niños de este Colegio.
No tengo ninguna duda de que este cambio se va a volver a plantear el año que viene. Pero desde aquí quiero preguntar ¿que les animará a plantearlo de nuevo? ¿seguirán invocando alguna demanda social? ¿seguirán defendiendo que es lo mejor para los niños? ¿aportarán algo más a la discusión, que la satisfacción (en mi forma de verla, injustificada, ya que no justifica que les ha aportado a aquellos alumnos) de los otros, etc..?
Desde aquí me gustaría invitar a quien propone, y va a volver a proponer, estas cosas que esta vez lo reflexione un poco más.
Si sospecha que la próxima vez que se proponga, existe una demanda, que lo investigue y ofrezca datos.
Si en realidad pretende mejorar en algún sentido el nivel académico, que se realice un proyecto. Ojo, UN PROYECTO. Me explico: situación actual, objetivo, métodos para llegar a ello, etc… Con tiempo y dedicación.
Para ello hay que valorar cuales son las situaciones. Bueno, pues no nos engañemos ni evitemos hacerlo. Si los sistemas actuales para evaluar esto no le valen a alguien, que se desarrolle un método de evaluación que les parezca más efectivo y equitativo. Y con esto nos podemos situar, poner en antecedentes y marcarnos metas. Y entiendo que, a veces, no gusta ver la realidad; pero este es el único camino para progresar.
Que se evalúen los métodos pedagógicos actuales. En el Colegio hay márgen de maniobra, será mayor o menor, pero existir, existe. Si se hace un estudio en condiciones seguro que surge la necesidad de cambiar algo. Propóngase.
Pero que no se nos diga que con un cambio de horario y un sistema de organización distinto de los profesores ya vamos a triunfar. Por qué así, sin más, no van a convencernos.
Y, también, que consideren la posibilidad de apoyarse en alguien ¿Y porqué no en los padres?
Porque los padres no solo estamos ahí para organizar concursos de carteles. Que también tienen su utilidad.
Ni solo para organizar y/o colaborar en los fastos y festejos del Colegio. Que tampoco vamos a dejar de hacerlo.
Porque lo que nos interesa es que nuestros hijos reciban una sólida base para que, en cada etapa, estén más y mejor preparados. Y en eso, podemos ayudar y colaborar. Y debemos hacerlo.
Pero para ello debe haber un diálogo fluido entre el Colegio y los padres y una disposición a la colaboración, por ambas partes.
Hablemos, informémonos, discutamos y, sobe todo, colaboremos. Y, quizás, algún día, podremos hablar de otra propuestas.

Este sitio web va a seguir en marcha. Creemos que es de utilidad y queremos que siga siéndolo. Y cada vez, si es posible, más.

Un saludo,
Vicente Biosca

Canarias y sus dificultades

En el año 2008 el Gobierno Canario se planteó volver hacia atrás en el asunto de la jornada continua en los centros de enseñanza.
Los resultados tan desastrosos que, a nivel educativo, se estaban produciendo allá les hicieron plantearse, entre otras medidas, el cambio de jornada escolar, jornada que, también según el Gobierno Canario, desde que se cambió al modelo único de mañana, había empeorado de forma sensible los resutados que entonces había.
Ante este anuncio, realizado el 26 de marzo por el presidente del Gobierno de Canarias en el Debate Sobre el Estado de la Nacionalidad, los sindicatos reaccionan de forma contundente.
Los sindicatos muestran unanimidad en sus comunicados.
En el comunidado ¡PELIGRA LA JORNADA CONTINUA! (pinchad para ver el comunicado) del sindicato UCPL, redactado en un estilo bastante apocalíptico, ni una mención a la mejora de la enseñanza. EACanarias, ANPE, etc. todos se manifiestan en la misma forma.
Incluso en la reunión que en mayo de aquel año mantuvieron las autoridades con la Plataforma Sindical, el portavoz de CCOO explicaba que “la administración nos hizo llegar un documento sobre la mejora de la calidad educativa, que no viene a ser sino la propuesta presentada en su día por el presidente Paulino Rivero, pero ni siquiera hemos dejado que se nos explique“, dice este portavoz.
Evidentemente los sindicatos trabajan por la mejoras de sus asociados en los aspectos laborales.
Pero también antes los sindicatos proponían, como lo hacen ahora y llevan invocando desde hace años, ese cambio de jornada como una mejora en la enseñanza y un gran beneficio para los alumnos. Mejora y beneficio que, en ningún caso, se ha producido.
Llevan casi 2 años con este conflicto abierto. Y siguen discutiendo por el tema laboral.
Pero, en este tiempo, estos colectivos no han planteado ni una alternativa de mejora para los alumnos.
No se, aunque sea manteniendo la jornada continua, algún cambio metodológico, cambio en los currículos, un sistema más eficiente de valorar el sistema, no se … algo, por pequeño e insignificante que parezca.
Los problemas son siempre de otros, de las Administraciones, de la falta de recursos, de los padres, …
Si yo fuera un padre canario pensaría que a esta gente si hay algo que de ninguna manera preocupa es obtener un buen resultado en el desempeño de su trabajo.
Poneos por un momento en el pellejo de ese padre.
Aquí expongo una situación que se está dando allí. No creo, ni quiero pensar, que aquí pudiera pasar lo mismo.
Pero …

Ya de paso adjunto unos documentos (aunque no de Canarias) por si a alguien le puede interesar:

… y más coincidencias

Hola,

Me ha enviado Inma la referencia que hacen a nuestro Blog en blogjornadaescolar.wordpress.com y los conflictos en nuestro colegio como un ejemplo más de que esto se reproduce una y otra vez en cada colegio en el que se inicia este proceso de cambio.

Y esto no es nuevo; como podréis ver al leer esta página en las citas incluidas, ya el profesor Mariano Fernández Enguita, en su estudio La Hora de la Escuela, hacía referencia a los enfrentamientos y al clima que se crea en los centros cuando se inicia el proceso de cambio, coincidiendo con profesores como Rafael Feito y otros.

Todo esto supone una situación que, de forma constante con algunas excepciones, lleva produciéndose desde hace años. Una situación que a las distintas Administraciones parece pasarles inadvertida.
¡Que se peleen ellos!

Si la Administración concede, los Centros aprovecharán la situación para convencer a los padres. Y si estos acceden todo es un camino de rosas hasta alcanzar el objetivo de la jornada continua.

Si la Administración no concede, los Claustros, con bastante frecuencia, apoyados por algunos sindicatos del sector, presionarán a la Administración correspondiente e, incluso, intentarán movilizar a los padres contra esa Administración con consignas como “A favor de la Escuela Pública“, … (Aragón, Levante,…)

Pero si obstáculo lo encuentran en las APA’s o en unos padres díscolos o en ambos, que “…cuestionan el proceso, argumentan en su contra, incluso llegan a decir que la jornada continua no beneficia a los niños …” entonces todo se vuelve contra ellos, de forma más o menos virulenta. Se les acusa de romper la convivencia en el Centro, convivencia que hasta que “... ellos metieron las narices…” era un ejemplo para todos, y bla bla bla bla.

No me gusta generalizar; aunque a veces hay que hacerlo. Y por ello hay que decir y reconocer que hay profesores, no se si muchos, muchísimos o pocos, e incluso Centros enteros que no ven este cambio como una mejora y no avanzan hacia ello. Y en muchos, demasiados casos estos sufren el acoso y las críticas de sus colegas.

Hace unas semanas una amiga, profesora de un Colegio de nuestra zona, apostillaba “…si, hay profesores que no quieren la jornada continua; pero te lo aseguro, son los más vagos y menos preocupados por su trabajo…“. Como ya conocía el argumento no le di mayor importancia. Pero no deja de ser sintomático de una situación que, a mi entender, es bastante grave.

A los profesionales que quieren que se implante esta jornada continua en sus centros no les valen los datos de la nefasta evolución que muestran las pruebas que se hacen en algunos cursos, los informes de los países de la OCDE, etc. Dicen que se defraudan los resultados, “…bueno ya sabes que quitan a los niños con peores resultados y no los incluyen en las pruebas…” y cosas peores.

Bueno, pienso que ellos deberían ser los más interesados en valorar sus resultados y poder llegar a decir “… mirad, este curso hemos subido un punto el resultado medio del año anterior en la nota general y en los resultados parciales …“. Si las pruebas que se hacen no gustan, que se propongan otras que al entender de los expertos y profesionales del día a día reflejen de una forma más veraz la realidad de sus progresos. Pero no, “esto no me gusta y no pienso decir como es mejor hacerlo“.

No todo se puede valorar empíricamente, dicen algunos.
Bueno, quizás.
A los niños no solo se les enseñan matemáticas, también valores.

Hala, vamos a repetirnos. Mis hijas van al colegio a aprender matemáticas y lengua y a escribir y leer y comprender y aprender.

Y, al final abrimos la caja de Pandora cada vez que se inicia el proceso de cambio de jornada. Cambio que año tras año, curso tras curso, Centro tras Centro se muestra que no aporta ninguna mejora en la enseñanza. Que las mejoras se obtienen por la mejora de aspectos metodológicos. Pero no por la condenada jornada continua.

Pero da igual, la bronca está servida.

Un saludo,
Vicente Biosca

Coincidencias

Hola a tod@s,

Me gustaría invitaros, si disponéis de tiempo e interés para dedicarlo a esto, a que leais los comentarios de un Foro sobre el tema de la jornada.
Este foro lo podéis encontrar en LaBureba.com/Foro

A partir de la 5ª página va aumentando el interés.

Si tenéis la opurtunidad de leerlo ¿a que se parecen a los comentarios de nuestras páginas?
Es interesante la aportación de uno de los autores, con el alias Davidmusica, los argumentos con los que le rebaten y como termina en sus últimos comentarios.

Un saludo,
Vicente Biosca Navas

Asamblea informativa sobre la jornada continua En Mi Colegio

Ayer, martes, se celebró la Asamblea para presentar el proyecto del colegio para el cambio de jornada e informar sobre la misma.
Tengo que decir que me preocupaba la posibilidad de que surgiera algún tipo de conflicto. Por razones que ahora no vienen al caso. Y porqué, aun siendo contrario a esta nueva jornada, si algo no deseo es que se produzca ninguno. Aunque alguno pueda opinar lo contrario.
Y, afortunadamente, la reunión se desarrolló en un clima de completa normalidad. Y esto hay que agradecérselo a todos los asistentes. Pero muy especialmente al moderador que se eligió y acepto en participar para coordinar la reunión.
La Directora comenzó exponiendo el proyecto presentado para el cambio de jornada.
A continuación este servidor presentó sus argumentos en contra del cambio de jornada. Con mayor o menor fortuna.
Posteriormente intervinieron los padres de dos colegios con jornada continua, postulando a favor del cambio.
Después se inició el debate.
Como ya he comentado este se desarrollo de una forma bastante regular.
Pero si quiero comentar algunos aspectos del debate, por supuesto desde mi postura y visión.
Tener una opinión diferente o encontrada a la de otros no supone estar enfrentado, al menos en el sentido más llano de la palabra. Y, menos aún, querer abrir ningún conflicto.
Tener una opinión distinta a otras personas no supone una agresión a las opiniones de aquellos.
Los que defendemos el NO al cambio hablamos y opinamos argumentando en todo momento nuestras opiniones. En ningún momento, ninguno de los que opinan como yo, ni yo mismo, enfrentamos y, menos aún, atacamos o agredimos la opinión de los que defienden el SI al cambio. Y si alguien se sintió atacado por mis palabras o la de alguno de nosotros que, por favor, me diga como fue y no dudaré en pedirle disculpas. Pero no creo que nadie pueda decir nada en ese sentido.
Por supuesto argumentamos en contra del proyecto. Y aportamos nuestras razones.
Muy en cambio si percibí, de forma muy clara, que la opinión de algunas personas iba “lanzada” contra las nuestras y, en algún caso muy concreto, de forma personal contra alguno de los del NO.
Este punto se enfrentó más cuando, otra, al defender la postura contraria al cambio argumentando en contra del proyecto se encontró con el comentario unánime de un sector de los asistentes que afirmaban “dices que confías en nosotros (los profesores) y afirmas que estás contra nuestro proyecto”.
Pues SI.
Puedo estar muy contento con el desarrollo de la enseñanza de mis hijas y con el trabajo de sus profesoras; y el echo es que es así. Pero no por eso tengo que estar de acuerdo con todo.
Esto no es un todo o nada.
Si, me gusta como van mis hijas contigo. Pero si me presentas algo que no me gusta no te voy a decir lo contrario. Ni te voy a dar la razón porque sí. Si me pides opinión te la daré.
Y no por discutir y, sobre todo, dar argumentos en contra de lo que no me gusta voy a dejar de confiar en tu trabajo con mis hijas. Son dos cosas completamente distintas y mezclarlas o es fruto del calor del momento o es una no-aceptación de las opiniones de los demás.
Perdón, no me dirijo a nadie concreto; solo dialogo con un contertulio imaginario.
Como comentamos y discutimos en el debate de ayer, yo – y hablo de mi – llevo a mis hijas al colegio para que aprendan lengua, inglés, a escribir y leer y comprender, matemáticas. Que aprendan habilidades y destrezas fundamentales para su futuro aprendizaje. Que aprendan a aprender.
No las llevo allí para su formación en valores. Esa formación y otras similares son responsabilidad nuestra. Por supuesto, la escuela es un complemento. Pero no nos equivoquemos que, al menos, según mi entender ese no es el objetivo de la Escuela. De hecho en numerosas ocasiones se han manifestado los profesores con el mensaje de que “ellos enseñan y la familia educa”. Y estoy plenamente de acuerdo.
Pero, efectivamente, hay un apoyo a la familia en la transmisión de valores, que se realiza, de forma explícita o implícita, en la Escuela.
Aunque si hay algunos conceptos en los que en su transmisión la Escuela si tiene trascendencia: el trabajo en equipo, la colaboración, la superación de las dificultades y asumir y resolver los errores desde una perspectiva positiva. Por supuesto manteniendo nuestra responsabilidad.
Y también hay algo que es parte fundamental del trabajo colaborativo: enseñar a aceptar las críticas argumentadas, las opiniones diferentes y a respaldar las propias con argumentos razonados. Nosotros enseñamos a nuestras hijas que aprendan a dudar y que duden, incluso, de ellas mismas. Y que esto les ayude a escuchar y aceptar.
Y sí pienso que esto también pueden colaborar en el colegio a transmitirles y reforzarles.
Por eso, me asombra que, volviendo a unos párrafos anteriores, los profesores se asombren de que diga que confío en ellos pero que no acepte algo que nos proponen.
Tampoco estoy de acuerdo con quién afirma que no solo se lleva a los hijos al colegio para aprender. Aprender son muchas cosas, efectivamente, pero vuelvo a la frase antes mencionada esgrimida por los profesores en numerosas ocasiones: “ellos enseñan y la familia educa”. Pero son sus opiniones y yo las respeto; muestro mi diferente opinión pero no por eso dejo de respetarla.
Y menos de acuerdo estoy en que ese aprendizaje no se puede valorar. No se puede valorar los valores humanos, de una forma analítica, empírica. Pero vuelvo a lo de antes, ese no es el principal objetivo que le encomiendo a la Escuela.
Y para terminar quiero comentar la desconfianza por los estudios de otros y la idea de que valen “lo que hayan pagado por ellos”. No se ha dicho con esas misma palabras, pero el significado era similar.
Me extraña, y no puedo aceptar si no me dan razones de peso, que profesionales como José Antonio Caride, Rafael Feito, Mariano Fernández Enguita, Ridao, Gil, Meira,… los miembros de todos los equipos que han colaborado con ellos y otros, han realizado sus estudios y han publicado sus conclusiones en base al número de ceros del talón que les entregaron. Creo que afirmar eso es una gran difamación.
Si, que tal empresa, o tal organismo encargan una auditoria con una conclusión definida, por razones políticas, económicas o lo que sea, lo sé.
Pero afirmar que estos profesionales, con una trayectoria como la que han demostrado, con numerosos estudios y artículos, lleguen a poner su reconocimiento en entredicho de una manera tan frívola, me parece para tomarlo a chiste, sino algo peor. Y sobre todo, utilizar esos argumentos para desmontar sus trabajos, conclusiones y las razones en las que nos apoyamos algunos, sin aportar nada a cambio.

Y si al final se implanta la jornada continua en el colegio ni me rajaré las vestiduras, ni mis hijas van a fracasar, ni pasará nada. Pero si me piden mi opinión al cambio, la daré.

Un saludo a tod@s,
Vicente Biosca Navas

MIS conclusiones de la asamblea del dia 19

Soy madre de 3 niñas, y soy partidaria al NO a la jornada continua.

Ayer después de lo que escuche de los pros y contras, quede mas convencida de que lo mejor PARA MIS HIJAS es la jornada partida.
Ayer falto que alguien pensara un poco en los niños, mis hijas aunque no lo crean, les gusta ir al cole; pero desgraciadamente para mi no precisamente a estudiar, les gusta ir para jugar en el recreo que sus amigas y aun así con la hora y un poco mas que tienen para jugar no quedan contentas ya que no hay día, que llegue por ellas y no me pidan ir a casa de una amiga o que venga una amiga a casa. Creo que es muy importante para los niños el tiempo que pasan juntos jugando en el cole. Ademas que conociéndolas si solo tienen 30 minutos de ¨desayuno¨y ese tiempo lo pueden aprovechar para jugar con los amigos que se van, creo que eligiran no comer el desayuno y jugar; lo cual los dejaría sin probar bocado por muchas horas. Esto en el plan social de mis hijas, pero hay otro que es mas importante, aunque son chicas creo que lo que aprenden ahora es muy importante por que se les enseña hábitos de estudio, ademas que cada año aprenden cosas diferentes lo que no aprendieron bien en primer año , no lo aprenderán en segundo y lo irán cargando toda su vida de estudiantes. Pero aparte de eso, yo cuando llevo a mis hijas al cine a ver una película que tienen muchas ganas de ver, después de 40 minutos de película ellas como la mayoría de los chicos que están en el cine empiezan a perder la concentración y hasta el interés de la película, A mi me gustaría saber como van a lograr que se concentren por 3 horas seguidas en la mañana descansen solo 30 minutos y sigan concentrados??
A mi me encanta estar con mis hijas, y tengo la fortuna de trabajar en mi casa, así que tendría la oportunidad de ir a recogerlas a la hora de la comida y tenerlas conmigo en casa, pero como digo se perderían los mejor del cole para ellas que seria el recreo con sus amigos. Tengo tambien la experiencia de una amiga que tiene su hija en jornada continua y me comenta que la niña desde que esta en este tipo de jornada esta mucho mas cansada y que ha bajado su rendimiento en sus estudios. PENSEMOS EN NUESTROS HIJOS y que cada padre personalmente piense que es lo mejor para ellos.
Gracias

1.000 visitas

Desde el pasado 7 de diciembre, en que se inició la andadura de este Blog, acabamos de alcanzar las 1.000 visitas.
Hemos, y estamos intentando ofrecer información, en estos principios sobre un tema candente y de actualidad en nuestra cominidad educativa como es la posible (de momento) implantación de la jornada continua en nuestro Colegio. Y en solo 1 mes y 9 días este número de visitas muestran un interés y una participación mayor del que esperábamos.
De momento se está creando, alrededor de este Blog, un grupo de opinión cada vez más numeroso. Quizás demasiado inclinado a una de las posibles opciones, refiriéndonos a este tema de la jornada continua, a pesar de las continuas invitaciones a los defensores del SI. No obstante seguimos y seguiremos ofreciendo este espacio a todos y a todas las posibles opciones.
Y ahora es la tan traida jornada continua. Pero no queremos quedarnos aquí y seguiremos en el mismo sitio para ofrecer un espacio de opinión y debate sobre cualquier tema relacionado con la escuela, la enseñanza y la educación de nuestros hijos.

Gracias a todos por colaborar, a los que escriben, a los que opinan y a los que se acercan aquí a leer estas páginas.

Un saludo

Vicente Biosca

OPTO POR NO VOTAR

Ayer mantuve una interesantísima conversación sobre el proceso de cambio con la directora del centro.
No entiendo porque no se puede informar primero y preguntar a los padres si quieren abrir este proceso puesto que la directora dice que quiere saber si los padres están de acuerdo en implantar la jornada continua.
Yo comparto la idea de que muchos padres no están informados y tienen prejuicios o ideas erróneas porque, en algún caso, hablando con alguno de ellos me lo han transmitido. También creo que muchos otros están totalmente informados y creen que la jornada continua no ofrece ninguna o suficientes ventajas. Por desgracia en otros casos las familias simplemente no participan.
La directora siempre ha sido reacia a informar primero y preguntar a los padres y su argumento principal es que la orden lo establece así, es decir, la famosa orden 1247/2005, de 28 de febrero, establece que se debe proponer al consejo escolar el comienzo del proceso, se debe aprobar en consejo escolar el proyecto de mejora y luego pasamos a la fase de consultas y debate.
Todo esto está muy bien si aplicamos correctamente la orden, es decir, si nos apoyamos en ella para unas cosas no podemos negar otras. En nuestro caso, se niega la frase que establece la orden y se cambia por “inicio del proceso de información a los padres……” con una muy clara intención, MANIPULAR. En Consejo Escolar solicité que se cambiase la frase por la correcta y para que no llevase a engaño y se desestimó en una votación. Yo acepto la frase puesto que ha sido votada en Consejo Escolar pero esto no significa que esta frase sea correcta y tampoco significa que no pueda decir que no es correcta. Significa que tengo que aceptar que escriban esta frase en todos los documentos porque ha sido aprobada en Consejo. También se niegan los criterios que establece la misma orden para comenzar el proceso (que hemos expuesto en otros documentos) pero del que quiero resaltar la demanda social ya que si existiese una demanda social, como representantes de padres estaríamos obligados moralmente a comenzar este proceso. Pero en ningún caso digo que no se pueda comenzar el inicio del proceso sin que se cumplan estos criterios. Se ha aprobado en Consejo Escolar pero tengo derecho a decir que los criterios no se han cumplido porque el no cumplirlos conlleva una responsabilidad y ahí está la clave.
Al no existir esta demanda social, probablemente se generarán aún mayores conflictos y esta responsabilidad la tienen que asumir los que votaron el comienzo del proceso sin tener en cuenta estos criterios. Esto es lo que les reclamo, que asuman su responsabilidad y que la directora no reparta culpas, ni se queje de que se están generando conflictos en el centro puesto que la manipulación genera conflicto.De todos modos, en todo centro donde se ha propuesto la jornada continuada se generaron conflictos ya que siempre hay posturas contrapuestas, como es lógico.
Yo creo que es bueno escuchar distintas opiniones y respeto las que son contrarias a las mías, incluso investigo para encontrar algo más a favor de la jornada que me convenza (sería mucho más fácil para mí estar del lado de los profesores en esto) pero exijo el mismo respeto y derecho a exponer, divulgar y en definitiva informar con claridad y transparencia sobre la mía.
En la nota informativa que se repartió el pasado Martes 12 de Enero, se resumen muy brevemente los argumentos favorables a la jornada continua. Cosa comprensible puesto que el proyecto lo realizan parte del claustro de profesores, pero nada ética porque omiten la otra parte y se supone que es una nota informativa, luego debería resumir las dos posturas. Por otra parte se utilizan frases como “¡que nadie decida por ti!”.
Quiero hacer una pregunta a la directora que es quien firma esta “nota informativa”: ¿Exponer una opinión es tan lícito para una parte como para la otra? O ¿sólo es correcto la opinión de unos y por lo tanto errada la de otros? ¿Qué se quiere transmitir con esta frase? ¿No cree que esta frase genera conflicto? ¿Cree que los padres deben opinar lo que opinen los profesores o pueden tener otra opinión distinta?
Al fin concluyo que ayer, tras mi entrevista con la directora, en la que se me informó de la intención de proponer de nuevo la jornada continua el año que viene en el caso de que no voten un mínimo de 2/3 de los padres, se despejaron todas mis dudas y decidí firmemente no participar con mi voto en un proceso que ha sido, y continua siendo manipulado y así lo hice constar, como hice constar mi protesta por la nota informativa enviada.

Isabel Sancho.

¿Quieres escribir aquí?

Si quieres escribir en el blog puedes hacerlo a través del enlace siguiente.

Acceder

Si aún no eres usuario del blog puedes suscribirte en la página de acceso. La suscripción no te obliga a nada, te puedes dar de baja cuando quieras y tus datos están seguros.

Suscríbete al boletín
Loading...Loading...


Lectores PDF y Editor .DOC
Muchos de los documentos que puedes descargar desde esta web están en formado Adobe Acrobat.
Para poder abrirlos necesitas un lector de documentos PDF. Para ello puedes descargar uno pinchando uno los iconos siguientes:

Gnome Evince
Evince, lector PDF open source
get Adobe Reader
Adobe Reader

Para documentos en formato Microsoft © Word o Powerpoint, si no dispones del programa adecuado, puedes bajarte Cualquiera de estos dos paquetes ofimáticos:

Usa LibreOffice, The Document Foundation

Usa OpenOffice, The Apache Software Foundation

Estas son aplicaciones gratis soportadas y gestionada por comunidades de software libre que puedes instalar y usar sin limitaciones y que te permitirán trabajar con cualquier documento de Microsoft © Office

Twitter
Estudios y trabajos
Artículos interesantes
Enlaces a otras web
A(M)PAS y Asociaciones