Archivo de Marzo de 2010

Una profesora que cuestiona la jornada continua

He encontrado un comentario en el Blog de la A.M.P.A. del C.E.I.P. Virgen de Peña Sacra, de Manzanares el Real.

Este comentario está fechado el día 1 de marzo y, aunque es una persona Anónima, esta dice ser una profesora de Primaria.

En su comentario hace mención a que, “…Si bien he de decir que la jornada continua ha aumentado mi calidad de vida ya que aún siendo casi las mismas horas lectivas para los niños, si es cierto que mi jornada laboral se ha visto reducida…“, cuestión que creo que ya a nadie le sorprende, y que, personalmente considero algo bueno siempre que no suponga perjuicio para terceros.

Pero sigue su comentario diciendo:

Cada mañana me encuentro que los niños que comienzan muy bien el día, pero a medida que pasa este los niños se vuelven inquietos, incapaces de estar sentados correctamente y me cuesta horrores que se centren en las explicaciones, así pues, pierdo duchísimo tiempo en intentar mantenerlos calladitos y atentos.

Sigue, más adelante, comentando:

Tras este breve recreo la vuelta a los estudios en mas terrible si cabe, los niños se siente frustrados y volvemos a la batalla de que se estén calladitos. Poco a poco notan como empiezan a sentir sus estómagos vacíos (creerme, con el estomago vació se piensa muy mal), …

En resumen, lo que ya hemos comentado cienes y cienes de veces, pero esta vez dicho por una profesional, que, ojo, expone razones y experiencias concretas.

¿Que por que creo que alguien que escribe como Anónimo es lo que dice ser? ¿por que no?

Porque es una nota disonante frente a las manifestaciones que habitualmente recibimos de sus compañer@s de profesión. Porque todos sabemos lo complicado que es, a veces, entrar en estos sitios a opinar. Pero también porque no creo que sea plato de buen gusto para ella identificarse, más si se encuentra en minoría entre sus compañer@s de centro y, este, además, se encuentra en las cercanías del de ese Blog.

Mejor, leed el comentario y opinad por vosotr@s mism@s.

Un saludo,

Vicente Biosca

Reflexión personal sobre el cambio de jornada. ¿ A qué obedece?

Le doy vueltas al temita y no lo puedo evitar, siempre me termina rondando la mísma idea. Está bastante claro que los servicios públicos están en franca decadencia. Los poderes públicos no hacen más que buscar nuevas formas de financiación, ya que les parece un gasto abusivo por parte del Estado sin obtener mingun beneficio inmediato. Ninguna opción política osa arremeter contra el sístema público sin más, ya que es previsible no les dé réditos electorales, pero a mi me resulta evidente que se lo quieren cargar.
Todo este tinglado de la jornada continua me parece parte de una estrategia para que se muera la escuela pública, y al final ¿quién lo decide?, pués los usuarios que la van abandonando lentamente. Las autoridades educativas no tienen que hacer mucho, decretar que sean las familias y l@s profesionales quienes lo decidan. ¿Que sale no al cambio de jornada?, que lo vuelvan a intentar tantas veces como sean necesarias, ¿que se deteriora la convivencia?, nada , nos interesa. Los sindicatos sin dar la cara, ya que no van a arriesgar su parcela de poder y, l@s docentes, “pan para hoy y hambre para mañana”, pero no importa, lo importante es vivir el presente y no mirar más allá.
Cuando a las familias que no estemos de acuerdo con el cambio de jornada nos la cambien, no hay problema, ni que no tuvieramos una oferta suficiente de escuela concertada y privada, será que no hay libertad de elección de centro.
Y los maestros y maestras, los que han aprobado la oposición pueden que ganen, pero que no olviden las abusivas plantillas de interinos que existen a día de hoy en los centros públicos. Se puede dar el caso de que les toque continuar su vida laboral en un cole concertado o privado con jornada partida, eso sí que sería “mala suerte”.
Y, mintras tanto , de educación, mejor no hablamos.

Más presión desde Facebook, por parte de los profesores de Aragón

Parece que facebook es la propuesta para trasladar allí la discusión sobre la jornada continua, desde la visión de los maestros de Aragón.

La última de sus inicativas, en aquel medio, ha sido un grupo con el título Derecho a elegir la Jornada Escolar en las escuelas de Aragón (hay que tener una cuenta en facebook para poder acceder a este enlace).

La iniciativa consiste en proponer a los profesores el envío, al Servicio de Información y Documentación del Gobierno de Aragón, de una instancia com0 queja y, con copia oculta, a alguno de los medios de prensa de aquella comunidad, para solicitar la regulación por ley de la posibilidad de elegir el horario de los centros.

Sorprende, en esa instancia, leer frases que a muchos nos son familiares como:

Los cambios acaecidos en la vida familiar, social y laboral de nuestro tiempo exigen que el funcionamiento de los centros escolares se adapte a las nuevas situaciones, para poder dar el servicio al que tiene derecho la ciudadanía.

Sigue con …

La inmensa mayoría de la población española disfruta de un derecho que a los aragoneses se nos niega sin dar ninguna razón. Hablamos de la libertad de elegir, en cada centro educativo, el tipo de jornada escolar que mejor se adapte a sus necesidades; pudiendo optar entre jornada partida o jornada continua.

Quedan tres comunidades autónomas en toda España que se niegan a avanzar en los derechos de sus ciudadanos en este aspecto: Aragón, Cataluña y Comunidad Valenciana. Todas las demás tienen desarrollada legislación que permite la elección del tipo de jornada que quiere la Comunidad Educativa para su centro, con distintos modos de aplicación.

Son ya veinte años de retraso los que llevamos en relación a otras comunidades que vieron reconocido este derecho en 1990.

Claro, cuando mencioinan lo de “… la elección del tipo de jornada que quiere la Comunidad Educativa para su centro…” evidentemente se refieren a ellos.

Eso si, ni una sola mención a lo que de beneficiosa puede tener esa posibilidad para l@s niñ@s. Ya aquí no se alude a los beneficios pedagógicos que, en otros foros, aseguran que estos tiene para los alumnos. Nada de nada de nada.

Me sigue sorprendiendo la frase esa del inicio “…Los cambios acaecidos en la vida familiar, social y laboral de nuestro tiempo…“. Casi igualica a la primera frase del llamado Proyecto de Mejora Pedagógica y Organizativa presentado en nuestro colegio, que reza así: “… La nueva realidad social y económica de las familias hace que reflexionemos sobre la función que desempeña la escuela …“.

Pero, hijos e hijas mías ¿a que realidad os referís? Que estamos ansiosos por conocerla.

¿Es lo de la crisis? o ¿que?

O sencillamente lo que queréis decir, con otras palabras, es lo de

“El otro día estuve en Guadalajara y se sorprendieron de que aquí no tuviéramos jornada continua y a mi me entraron unas ganas de llorar……….. Sigamos en ello” (16 feb”

o lo de

“Viva el tupper ware… la comida recalentada, el malestar de por la tarde por la mala digestión y porque lo sniños están agotados… (como yo…) Mientras los padres sigan viendonos como una guardería lo llevamos claro… pero deberíamos hacer algo de verdad, siempre hablamos pero nunca hacemos!!!!”

o

“deberiamos hacer una huelga general, pero de las gordas. cuando los padres tengan k aguantar una semana seguida a los crios, veremos a ver si nos escuchan” (18 feb)

y el que escribe

“Aquí vamos otros dos!! Hasta a los niños les cuesta creerse que comamos en el cole…” (7 nov)

Y podría seguir y seguir. Pero ¿esta gente vive en el mismo mismo país que yo?

La cuestión de esto es que el de la implantación de la jornada continua en la escuela no es un problema, mejor dicho, un conflicto que se circunscriba a mi colegio o al tuyo o al de aquel. Es un conflicto global en nuestro país que, si no ha llegado a una localidad o comunidad, los interesados de allí pretenden importarlo, para que así, este problema sea nacional.

Y, sí, uso las palabras conflicto y problema. Porque es lo que es. Y, desde mi humilde opinión, este no es un tema que debamos dejar dormido hasta que vuelve a surgir de nuevo, si no que hay que mantenerlo vivo, alimentarlo y, desde nuestra posición de padres, interesados, y mucho, en nuestros hijos, en su educación y enseñanza, en la ESCUELA PÚBLICA, que la pagamos con nuestro dinerito y queremos que sea mejor de lo que es. Y queremos que sea una ESCUELA y no una guardería hasta que podemos ir a recoger a nuestros hijos allí, mientras les entretienen con tareas de GUARDERÍA, porqué sus maestros ya no están allí. Y porqué, no creemos, sabemos que sus tiempos para aprender son los que son, manteniedo e intercalando tiempos lectivos y tiempos ociosos y de juego. Y que la satisfacción de otros si no se mide en términos de eficacia, que nos expliquen que satisfacción es.

Y que si, es cierto, Aragón lleva ya “… veinte años de retraso los que llevamos en relación a otras comunidades que vieron reconocido este derecho en 1990 …“, derecho que, en aquellas comunidades a las que se les han reconocido hace tanto tiempo, va paralelo a una … realidad social y económica … que no es nueva, por desgracia, y es la del fracaso escolar y el paro, en las que son tristemente líderes.

Vale, que la condenada jornada no es la única razón de esa realidad. Pero ¿ha contribuido a mejorarla en algo? NO. Los beneficiados son otros.

Que no digo que los maestros tengan que estar 24 horas. Pero ya que se manifiestan y reclaman que lo hagan por algo que mejore el nivel de la enseñanza. No se, profesores de apoyo, que cubran esas horas. Que les enseñen de una forma lúdica pero eficaz otras materias, música, artes plásticas, teatro, lectura, … yo que se. Materias que si tienen una trascendencia y que les reforzarán y ayudarán. Que no digo que otras actividades no tengan su utilidad.

Que defiendan sus posiciones al cambio con razones pedagógicas, que hasta ahora nadie ha dado. Porque si no lo hacen así, no nos van a convencer. Y los conflictos seguirán — cuidado, conflictos que aseguran creamos los padres díscolos, pero que realmente crean ellos a partir del axioma “estas conmigo o contra mi” –. Y el movimiento, lento pero continuo, hacia la escuela concertada será una realidad — ya lo es — muy dificil de retroceder. Porque cuando se pierde la confianza en algo, sobre todo cuando es de la importancia de lo que estamos hablando, volver a recuperarla no es facil.

Un saludo,

Vicente Biosca

Nuevo grupo en Facebook: Apuesto que encuentro 1.300 razones para que los niños no tengan la jornada continua

Anteriormente habíamos comentado la creación de dos grupos en facebook, uno de profesores de Aragón y el otro de la Comunidad Valenciana, ambos postulando por la implantación de la jornada continua en las escuelas de Infantil y Primaria de aquellas comunidades autónomas.

Como ya comentamos en nuestro artículo 2 Foros de profesores a favor de la jornada continua en facebook los comentarios en aquellos grupos dan y dejan una idea nítida de cuales son las intenciones reales cuando se propone el cambio de jornada. Es cierto, aquellos no son todos. Pero es significativo lo que allí aparece.

Como aquí, se dió difusión a estos grupos y sus comentarios en el Blog Jornada escolar continua y partida, en varios post, como en el titulado ¿Qué opinan los docentes de Aragón sobre la jornada continua?.

Ayer han tomado la iniciativa de crear un nuevo grupo en facebookApuesto que encuentro 1.300 razones para que los niños no tengan la jornada continua”. La idea es abrir un hilo de comentarios en facebook, con un tono desenfadado e, incluso, divertido. Se pretende incitar a cualquiera incluya sus comentarios sobre este tema y, de esta forma, abrir otra vía de difusión de esta cuestión. Todos estáis invitados a participar.

Incluyo otros enlaces interesantes de artículos publicados en Jornada escolar continua y partida:

Un saludo,

Vicente Biosca

¿Hacia donde vamos?

La verdad, ni idea.

No parece que haya una voluntad política y, menos aún, voluntad de consenso por nadie para reconducir el sistema educativo. Si, reconducir, porque esto no es que vaya por el mejor camino.

Al final la cosa queda aplicando gasas. Un parchecito por aquí, otro por allá.

¿No hay problemas más importantes que la jornada?

Fracaso escolar, absentismo en ciertas edades, graves problemas de comprensión lectora, cálculo, etc.., en etapas como secundaria e, incluso, bachiller, ….

Por la propuesta que nos hacen a los padres cuando nos proponen el cambio parece que, solo éste, va a resolver todos los problemas de un plumazo. Luego cuando se implanta, claro, no es así. Pero ya se ha conseguido. Santa Rita ….

Ahora en Aragón y en la Comunidad Valenciana, se está iniciando una gran presión, tanto desde la profesión como desde los sindicatos, para convencer a las Administraciones que permitan elegir la jornada escolar en los centros, como ya se hace en otras comunidades. Y a los padres de lo bueno que este cambio, dicen,  será para los niños.

Para rematar la faena han creado esos grupos de facebook que ya hemos comentado anteriormente. Pero ahí se les ve el plumero. Aquí ya no escriben sobre lo bueno que esto podría ser para los niños. No, que va:

Parece mentira que no hayamos hecho nada antes……………..OS IMAGINAIS SIN TRABAJAR POR LA TARDE?????????????????? Que triste parece un sueño y debería de ser una realidad……
… y para los maestros ,,,,, un lujo ,,,,, puedes conciliar mejor la vida laboral y familiar, que ya es bien complicado … ánimo !!!!

si por diooooos! estroy hartica de hacer viajecicos al cole!

Ver ¿Qué opinan los docentes sobre la jornada continua?.

Esto parece la reivindicación de unas fiestas patronales perdidas. Desde luego, este ejemplo de anti-sensatez, por no decir otras cosas, no pega en el ámbito escolar.

¡ … y los padres … !

Es que, si esto no funciona — la enseñanza — es porque los padres lo que queremos es hacer una guardería de los colegios.

Es que los niños nos pican. Y para evitar tenernos que rascar los mandamos al colegio.

Eso, al menos, es lo que parecen pensar muchos docentes.Si no, mirad la viñeta que han colgado en su facebook est@s muchach@s: pincha aquí (Oops, ya no funciona el enlace. Nota del administrador (13/3/2010): vaya, parece que han quitado la viñeta …. )

Que no digo que no haya casos de esos. Ahora, entre mis amigos y allegados, no conozco ninguno.

Para algunas de estas personas el fracaso está en casa ¡y punto! Ah, y en que la Comunidad no les da medios.

Ellos no, hombre, ¡por favor!. Me voy a mirar el ombligo. Pues a ver si ma va a dar una contractura por agacharme.

Si alguien dice “en la escuela se educa a los niños” ya saldrá otro, generalmente docente, diciendo que “en la escuela se enseña, en casa se educa“. Vaaale, estoy de acuerdo.

Pero cuando preguntas, “¿se puede valorar el rendimiento de la enseñanza, ver como van mis hijos?“, ah no, “… es que en la escuela no solo se aprenden matemáticas …“.

Pues a ver si nos aclaramos.

Luego, si nos involucran — a los padres — en un cambio, como el de la jornada (que maldita la gracia que les hace a muchos que tengamos nosotros que meter las narices ahí), pidiendo nuestra opinión en forma de voto, si votamos que si, perfecto, somos unos padres fantásticos. En cambio, si huyyyy … en cambio si planteamos objeciones, pedimos detalles, más información o aportamos aquella que nososotros encontramos y la utilizamos para mostrar desacuerdo, entonces somos somos unos malos padres, que no nos interesa la educación (si, he puesto educación) de nuestros hijos, que solo queremos crear conflicto.

Cuando hay problemas lo único inteligente es empezar a mirarse a uno mismo. Me incluyo. Pero se deben incluir otros que, parece que ni lo hacen ni lo piensan hacer. Se que no todos; por fortuna y honra de estos.

Pero es que es al Colegio donde se va a aprender. Muchas cosas, si, no solo matemáticas. Es en el contacto entre los alumnos y el maestro donde se crea la base de la enseñanza.Y en casa, se apoya.

Ah, por cierto, cuando en el colegio no está el profesor y se quedan los niños en situación cuidados, es entonces cuando lo estamos convirtiendo en una guardería. Y eso se produce ¿cuando? A ver quien lo adivina.

———————————————————————————————-

Algunos sindicatos, concretamente en la Comunidad Valenciana, exigen a las autoridades, que se posicionen a favor del cambio a la jornada intensiva en Primaria. Incluso frente a la posibilidad de realizar experiencias en algún Centro, contestan que no es necesario experimentar algo que ya lo está con tanto éxito como, afirman, en Canarias, Andalucía, …

Y me pregunto ¿como valoran ese éxito?¿no será por los resultados académicos en aquellas Comunidades? Ah, que no les valen esos resultados, que a algunas personas no les gusta que les midan sus resultados, que el que lo haga, siempre lo hará mal. Vaaale.

Es cierto que la Enseñanza, englobando en ella a todos los agentes que participan, no es una empresa de la que se espera un rendimiento y un beneficio en términos económicos. Pero creo que si estableciéramos un simil y se intentará — solo como un experimento — establecer un paralelismo entre resultados/beneficio esta empresa quebraba, con seguridad.

Porqué no les gustará eso de que se les evalúe, pero al final, el destino de los niños es el mercado de trabajo. Y ahí si que se evalúa. Y ahí si se gana o se pierde. Y allí hay que llegar siendo mejor persona, pero también capaz.

El esfuerzo. ¿Es tan malo evaluar?

Cuando era estudiante, más concretamente en el instituto en el que estudié el bachiller, se hablaba con frecuencia de este o aquella profesora, que eran muy duros; que el curso pasado ¡solo habían aprobado en junio 5 alumnos su asignatura! (escribo 5 como podría haber escrito 3 ó 10), y cosas por el estilo.

Incluso, si te tocaba en suerte ese profesor le oías en algún momento avisar una especie de “… cuidado conmigo, que al curso pasado solo aprobaron 3 alumnos…“. Eran como las muescas en el revolver.

Estoy seguro de que muchos, al menos con una edad como la mía, os habéis encontrado con algo similar.

Si yo fuera un profesor de aquellos, desde luego, no sería un orgullo que solo 3 alumnos hubieran aprobado al final de un curso. En todo caso lo vería como una gran decepción. Mi intención hubiera sido, evidentemente, que hubieran aprobado todos o, al menos, una mayoría. Pero que hubieran aprobado, claro, por méritos propios; y que ese aprobado hubiera sido el resultado del esfuerzo colectivo: el de ellos junto con el del profesor.

Esfuerzo …

Aunque si miro aquella situación desde una óptica positivista también puedo sacar otra conclusión: ese profesor avisa de antemano que superar el curso no va a ser un paseo y se les va a exigir a los alumnos el esfuerzo y un trabajo necesarios para llegar al final con éxito.

Tengo que decir que he sido alumno de alguno de estos profesores. Y recuerdo a alguno, muy en concreto. Y recuerdo que fue con trabajo y el esfuerzo era posible terminar sus cursos con éxito, mayor o menor, pero con éxito.

Aquellos cursos eran un ejemplo de evaluación constante y continua a lo largo de todo el curso.

Esa evaluación obligaba a un esfuerzo. Al menos yo no recuerdo haber tenido que ir a un terapeuta al finalizar ninguno de aquellos cursos. Lo que si recuerdo — y es una norma que conservo desde entonces — es que sin esfuerzo no se consigue prácticamente nada. Bueno, hay privilegiados, entre los que no me encuentro.

Seguro que muchos os podréis identificar con esto.

Ahora, de mayores, en nuestra vida profesional somo evaluados de forma constante. Cumplir con las obligaciones es la respuesta más acertada a esa continua evaluación. Además, si tenemos la suerte de ejercer una profesión que nos gusta (afortunadamente, es mi caso) la cosa es más sencilla. Por supuesto que influyen muchas variables; y las evaluaciones profesionales se realizar de formas muy distintas: más o menos eficaces, etc…

Y, por ello, tampoco he sentido nunca la necesidad de ir a un psicólogo.

Por esto me choca leer cosas como La impostura de la evaluación, en aulablog.com, donde se afirma que

Nos dirán que somos partidarios de la ineficacia. Nos dirán que nos oponemos al progreso. Nos dirán que los evaluadores son científicos. Les diremos que en realidad son místicos y que funcionan como una secta. Les diremos que llegó el momento de cortar por lo sano. Les diremos que la “cultura de la evaluación” atenta contra la vida escolar porque es una forma de control y de tiranía. Les diremos, en estos momentos históricos de reformulación de la política educativa, que la batalla contra la ideología de la evaluación es, hoy por hoy, una de las grandes causas de la humanidad

Se puede achacar esto a mi ignorancia en estos temas. Pero, si no, ¿como sabemos si se está desarrollando una enseñanza eficaz?. Asumimos nuestra responsabilidad de padres y, en el momento en que detectamos alguna dificultad les ayudamos a resolverla. Pero es en la Escuela donde tiene una parte muy importante en este aspecto.

No dudo que sea posible que no se esté evaluando de la forma más adecuado. Todo se puede mejorar.

Pero frente al miedo y rechazo que algunos sienten a ser evaluados no veo que se proponga otros métodos para identificar el progreso de la enseñanza, detectar deficiencias, corregirlas, detectar desigualdades, corregirlas, …

Y los niños, en las primeras etapas de la adolescencia inician su andadura por la ESO con graves problems de lectura y comprensión. Si, hay sitios y niños mejores que otros, pero a las pruebas me remito.

No me acordaba, los informes PISA no les valen, porque no son equitativos etc.. Pero si les vale para afirmar que en otros paises los resultados son mejores que aquí y que, dicen, tiene jornada continua, menos horas lectivas y más …

Me temo que vivimos en una sociedad alérgica al esfuerzoe, incluso, muchas veces, al rigor. Bueno, van relacionados, al fin y al cabo, evaluar y comparar situaciones con rigor requiere un esfuerzo.

De nuevo, en mi ignorancia, creo que esa es la base del problema: ser evaluado supone un esfuerzo continuo, y el esfuerzo parece algo devaluado.

Y, no olvidemos, que más allá de la escuela hay otra realidad, la profesional. Y nos guste o no, queramos o no que nuestros hijos se hayan desarrollado más o menos con una base más humana, debemos pensar que lo que les espera tiene poco de humano; y deben estar preparados para ello.

Repercusiones en la vida laboral. Crisis y desempleo

En Magisnet hay un artículo muy interesante del 9/6/2009: Paro y fracaso escolar: la economía ya paga la factura de la Educación.

Este artículo menciona la gran incidencia que el paro está teniendo, en estos momentos, en los jóvenes. También hace referencia al fenómeno de que el paro está afectando más a hombres que a mujeres, “… de manera que, según datos del Ministerio de Trabajo, por primera vez ya hay más paro masculino que femenino …“, según afirma dicho artículo.

En los cuadros y gráficos que acompañan al citado artículo se puede ver que la población joven es la más afectada cuando concurre un situación de bajo nivel educativo.

En un artículo del Diario El País, del 2/3/2010, El fracaso escolar se combate en Primaria, se incide en lo sensible de esta etapa y se apuntan varias recetas. También se menciona la diferente incidencia del fracaso escolar en diferentes comunidades y que medios toman las que mejor resultado tienen en este aspecto.

Un pequeño gráfico que hace referencia al índice de paro en el primer trimestre de 2009, por Comunidades Autónomas. El gráfico está hecho con los datos del Estudio sobre Población Activa de esa fecha.

(Haz clic sobre la imágen para verla más grande)

Si comparamos estas cifras, por Comunidades, con la incidencia en ellas de fracaso escolar, observamos bastantes coincidencias:

Las regiones con mayor porcentaje de fracaso escolar son la Comunidad Valenciana (39,7%), Baleares (38%), Canarias (35,9%) y Andalucía (34%); además de Ceuta (52 %) y Melilla (37,5%), según los últimos datos disponibles del curso 2005-2006. También se encuentran con un porcentaje de fracaso superior a la media nacional, Castilla-La Mancha (33,7%), Murcia (32,5%) y Extremadura (32,4%).

En el otro lado de la balanza, las autonomías con menor porcentaje de fracaso académico son Asturias (16,5%), el País Vasco (17%), Navarra (22,3%), Cantabria (22,4%), Castilla y León (22,5%) y Galicia (25,1%). Entre éstas últimas figuran también Cataluña (28,4%), La Rioja (28,6%), Aragón (29,1%) y Madrid (29,2%); con porcentajes por debajo de la media nacional.

Estos datos están tomados de una información de la agencia EFE del 15/5/2009, publicada en 20minutos.

Es evidente que las causas del fracaso escolar son muchas; y los responsables somos todos. Luego se intenta minimizar el efecto que esto tiene, la forma de obtener estas tasas de fracaso, etc.. Pero comparando este fracaso, por Comunidades, y la tasa de paro, en estas, el resultado es … alarmante.

¿Y que otra coincidencia encontramos en estas cifras? que la implantación de la jornada continua en centros de Educación Primaria coincide con aquellas comunidades en las que estos problemas, también, están más acentuados.

¿Que de este desastre es responsable única y exclusivamente el hecho de que allí haya más implantación de centros con jornada continua? Pueeeees, quizás no. Pero, aunque las comparaciones son odiosas … Bueno, en la Comunidad Valenciana no se ha implantado la jornada intensiva; de momento.

Y, al final …

… es aquí donde está el turrón.

Por eso, dejemos de hacer tonterías que solo benefician a unos. ¿Que nos tenemos que pelear?, vale, pero que sea por cosas serias y que sí trasciendan e impacten favorablemente en los niños.

Porque perder el tiempo en discusiones bizantinas a partir de “… yo te voy a decir lo que quieres oir pá que te lo creas …“. No. Somos mayorcitos, debemos hablamos como tales de frente y con sinceridad. No nos chupamos el dedo. Y si te critico lo aceptas y si me criticas, no lo dudes, lo aceptaré. Pero ambos con respeto y argumentos: crítica cons-truc-ti-va, dicho en madrilé.

Si a mí, que te vayas a casa a las 2, hs como si te vas a la 1, hs. Eso si, deja las tareas hechas. Y tu tarea son nuestros hijos y una parte importante en la responsabilidad de su futuro (no hablo con nadie concreto, por favor, que naaaadie se moleste, es un diálogo teatralizado).

Ah, si veis que cambia esta perorata, no pasa nada, es posible que añada alguna cosilla que vea que pega.

Algunos enlaces de interés

Jornada continua: ¿un proceso democrático?, Blog Jornada Escolar

Diciendo sin Decir, Blog Jornada Escolar

¿Qué opinan los docentes sobre la jornada continua?, Blog Jornada Escolar

Credibilidad, ¿o no?

¿Qué opinan las Federaciones de APAs sobre la jornada escolar?

Un comentario sobre el horario escolar y la misión de la escuela, Educación en Orcasur, 1/11/2008

Las CCAA infraestimaron el fracaso y no tomaron las medidas oportunas, Magisnet, 18/6/2009

Pasarelas contra el fracaso escolar, El Pais, 15/1/2010

El fracaso escolar se combate en Primaria, El Pais, 2/3/2010

Paro y fracaso escolar: la economía ya paga la factura de la Educación, Magisnet, 9/6/2009

La impostura de la evaluación, AulaBlog Planeta Educativo, 2/3/2010

El gasto en Educación no explica el fracaso escolar en las CCAA, Magisnet, 13/11/2007

¿Qué hay sobre el fracaso escolar?

Un saludo

Vicente Biosca

Me han comentado que …

… alguien ha intentado escribir aquí, en el Blog, y su artículo o comentario no se ha publicado.

Por supuesto entra dentro de lo posible que se haya producido un problema técnico o, más posiblemente, de uso.

No puede haber otra razón ya que este Blog es de libre acceso para cualquiera que quiera colaborar.

No está moderado — esto es, ni los artículos ni los comentarios se publican solo después de su revisión, sino que éstos son publicados inmediatamente — ni lo va a estar. Después de 3 meses, más de 4.000 visitas, 38 artículos y 346 comentarios hemos comprobado que esta medida no es necesaria.

Claro que hay opiniones más duras que otras. Pero el comportamiento y el seguimiento de las normas fundamentales se ha seguido de forma correcta.

Por todo esto si alguien intenta escribir en el Blog y se encuentra cualquier problema, que no dude en contactar con nosotros y le ayudaremos a escribir su artículo o comentario.

Un saludo,

Vicente Biosca

¿Quieres escribir aquí?

Si quieres escribir en el blog puedes hacerlo a través del enlace siguiente.

Acceder

Si aún no eres usuario del blog puedes suscribirte en la página de acceso. La suscripción no te obliga a nada, te puedes dar de baja cuando quieras y tus datos están seguros.

Suscríbete al boletín
Loading...Loading...


Lectores PDF y Editor .DOC
Muchos de los documentos que puedes descargar desde esta web están en formado Adobe Acrobat.
Para poder abrirlos necesitas un lector de documentos PDF. Para ello puedes descargar uno pinchando uno los iconos siguientes:

Gnome Evince
Evince, lector PDF open source
get Adobe Reader
Adobe Reader

Para documentos en formato Microsoft © Word o Powerpoint, si no dispones del programa adecuado, puedes bajarte Cualquiera de estos dos paquetes ofimáticos:

Usa LibreOffice, The Document Foundation

Usa OpenOffice, The Apache Software Foundation

Estas son aplicaciones gratis soportadas y gestionada por comunidades de software libre que puedes instalar y usar sin limitaciones y que te permitirán trabajar con cualquier documento de Microsoft © Office

Twitter
Estudios y trabajos
Artículos interesantes
Enlaces a otras web
A(M)PAS y Asociaciones