Archivo de Octubre de 2011

Movilizaciones profesorado contra recortes

El título que encabeza este post lo he tomado de otro publicado en la web de la Red IRES. La Red IRES (Investigación y Renovación Escolar) está formada por grupos de profesoras y profesores de todos los niveles educativos (para más detalles ver Quienes Somos, en su web).

Adjunto completo ese post publicado en www.redires.net el pasado 13 de octubre, y un enlace al propio artículo en su página web: Movilizaciones profesorado contra recortes.

Movilizaciones profesorado contra recortes

Un amigo me envía un escrito en donde reflexiona sobre las movilizaciones que en Madrid y Castilla-La Mancha estamos protagonizando los docentes. Creo que merece la pena leerlo con detenimiento porque plantea un tema clave: ¿Quiénes nos estamos movilizando?.¿Por qué clase de escuela y de escuela pública nos movilizamos?. ¿ Es éste un movimiento que persigue la otra escuela que sí es posible?.

¿HAY ALGÚN VALIENTE POR AHÍ?

Marisa es mi amiga y trabaja como maestra en la etapa de Educación Infantil con un grupo de 3 años. Marisa no puede llevar a sus alumn@s al aula de informática del centro en el que trabaja porque sus compañeras de ciclo se lo impiden. Ellas no utilizan dicho recurso por falta de herramientas para poder hacerlo y, por tanto, si Marisa lo hiciera, habría un agravio comparativo de cara a las familias que sus compañeras no están dispuestas a permitir.

Paula también es maestra en Infantil. Paula no puede reunirse con las familias de sus alumn@s porque el equipo docente del centro en el que trabaja se lo impide. La hora de reunión con las familias son los miércoles a las 12.30 horas. Las familias de sus alumn@s – en su mayoría inmigrantes – no pueden dejar sus trabajos para acudir a la cita. Paula ha querido reunir a las familias a las 16 horas cuando los niñ@s acaban su jornada escolar. Se lo han impedido por el acuerdo de Claustro que refleja la decisión mayoritaria del equipo del centro al respecto. Paula no entiende que los mismos maestr@s que reclaman implicación familiar en el proceso educativo de sus alumn@s, se opongan a conciliar los horarios casa-escuela en algo tan irrisorio para ella como tres reuniones a lo largo del curso, es decir, entre tres y seis horas en un año escolar.

Isabel trabaja de maestra en la etapa de Primaria. Sus alumn@s de 5º, entre nueve y diez años, tienen grandes dificultades para resolver problemas matemáticos. La evaluación realizada al final del curso pasado así lo refleja. Isabel ha planteado elaborar una estrategia conjunta a nivel de centro para afrontar este tema. Se ha encontrado con la incomprensión y el rechazo de sus compañer@s. Algunos se ven cuestionados; otros rechazan tener que plantearse su práctica porque “así se ha hecho toda la vida y ahora es que los niñ@s no se esfuerzan”; otros le tachan de innovadora… Isabel ha tenido suerte. Su compañero de nivel lo entiende como ella y entre los dos han pensado una estrategia para abordar las dificultades de sus grupos, que están poniendo en práctica. Sin embargo, saben que – lamentablemente – cuando sus alumn@s pasen a otras manos, volverán al trabajo mecánico de la matemática, a las “cuentas”, a la memorización de la tabla de multiplicar sin saber por qué, ni para qué… Sólo uno de los más de cuarenta profesor@s de su centro se ha empeñado en afrontar una dificultad generalizada entre sus alumn@s.

Pedro y Maribel pidieron una Comisión de Servicios para trabajar en los PCPI’s que se imparten en las Unidades de Formación e Inserción Laboral de la Comunidad de Madrid (UFIL). Para los profanos, estos centros están pensados para trabajar con chavales mayores de dieciséis años que, o bien están desescolarizados por abandono temprano, o bien han superado la edad tope de obligatoriedad escolar sin conseguir los mínimos para titular. Perfil “duro”. Ante la crítica realizada a la dirección del centro por su mala gestión y ante el desacuerdo con los métodos – a su juicio – poco adecuados de la práctica de algunos de sus compañer@s, la dirección les ha invitado a marcharse. La diferencia de criterio y la solicitud de una reflexión conjunta del Claustro sobre las cuestiones citadas, les ha supuesto la salida del Programa. Cuando han recurrido a un destacado representante de los MRP’s – director, a su vez, de otra UFIL – para poder trabajar en su centro, se han encontrado con que no hay hueco para ellos. Este señor, reconociéndoles su valía incuestionable como maestr@s, considera – sin decírselo directamente, claro está – que son “incómodos” y que pueden seguir cuestionando las directrices marcadas por ese mismo sistema que él, como adalid de un movimiento que precisamente lo critica, manifiesta rechazar.

Marcelo trabaja en la etapa de Infantil con un grupo de tres años, como Marisa. Cuando Marcelo ha cambiado a uno de sus alumnos con dificultades para controlar esfínteres, se ha encontrado con la crítica y la desautorización de su equipo de ciclo por no haber llamado a la familia para que viniera a cambiar al niño. Cuando Marcelo ha comentado con sus compañer@s que en su condición de educador también entra transmitir a ese niño la confianza y la seguridad de ser atendido en todas sus necesidades, se ha encontrado con una respuesta tajante: “yo no vengo aquí a limpiar culos y si tú lo haces, me dejas a mí con el culo al aire ante las familias de mis alumn@s”. El equipo directivo le ha dejado claro que es la última vez que él cambia a un niñ@.

Marcelo no sabe cómo empatizar con las familias de sus alumn@s para transmitir la necesidad de su apoyo en la defensa de la Educación Pública, ante el ataque frontal de la Administración neoliberal que gobierna en su Comunidad Autónoma. No sabe cómo enfrentarse a la crítica de la madre que ha tenido que consolar a su hijo por llevar dos horas mojado y sin entender que su maestro no le ayude en algo tan básico.

Marisa no sabe cómo gestionar la relación con sus compañeras de trabajo cuando éstas le invitan a ir juntas a manifestarse por la Escuela Pública. No sabe qué quieren decir estas personas cuando dicen defender la CALIDAD de la Educación Pública.

A Paula le sucede un poco como a Marcelo. Le resulta complicado explicar que no está dispuesta a dedicar tres horas al año fuera de su horario para reunirse con las familias de sus alumn@s, y al mismo tiempo, fomentar la unión de ambos agentes para la defensa de lo Público. Cualquier familia entendería que tres horas en todo un año deberían entrar en ese cómputo horario “no presencial” de trabajo docente que Dª Esperanza Aguirre olvidó al referirse a las veinte horas semanales y que tanta pupa hizo en el gremio.

A Isabel y a su compañero de nivel les resulta tremendamente complicado mantener la ilusión por reivindicar la susodicha calidad de la Educación Pública, con los mismos compañer@s que utilizan la palabra innovador en tono peyorativo hacia ellos. Se sienten extraños compartiendo gremio con gente tan alejada de sus convicciones como educadores y, por tanto, no saben cómo enfrentarse a compartir con ellos ningún tipo de reivindicación conjunta porque no comparten nada de su ideario pedagógico.

Pedro y Maribel, que siempre han pertenecido y participado activamente en foros que reivindican la innovación y participación democrática en la escuela, han dejado de hacerlo. Se han enfrentado a un gran varapalo cuando han visto que, precisamente la gente aparentemente más comprometida y que lleva un discurso maravillosamente progresista en torno a lo educativo, son unos impostores, unos mentirosos que están anclados en un discurso falso para mantener una imagen que no responde a la realidad: la de mantener su estatus por encima de cualquier idea que suponga inestabilidad en el mismo. Y es que es mucho más doloroso enfrentarse a esta hipocresía de supuesto afines, que a una Lucía Figar o una Alicia Delibes que van a las claras a cargarse todo por lo que luchamos.

Mis amig@s maestr@s y yo mismo concluimos, a partir de lo observado y vivido en nuestras ya decenas de años de experiencia en la cosa educativa, que el verdadero lastre de la Educación está dentro, no viene de fuera. La Administración y las leyes educativas evidentemente influyen para bien o para mal, pero si quienes tienen que ponerlas en práctica pinchan, da igual lo anterior. No es una minoría recalcitrante la que rebaja la calidad educativa en el cuerpo docente. No es una minoría reaccionaria al cambio, a la innovación (por cansancio, por edad, por…) la que tiene estancada la mejora de los resultados en Educación. Son muchos “compañeros y compañeras”, much@s, los que consideramos no dan la talla a la hora de asumir la labor de educar a niñ@s y jóvenes en su proceso de aprendizaje para la vida. Duro. Doloroso. Lamentable. Sobre todo tratándose de “compañer@s”, pero real. Cierto, muy cierto. Una ley – véase la LOGSE – ha sido denostada por los ultraliberales y reaccionarios de todo pelaje, con la connivencia de una mayoría de docentes que no entendieron – porque no quisieron, porque no pudieron – las bondades que subyacían en las tremendas posibilidades de implantación de metodologías y objetivos fantásticos para la formación de nuestr@s jóvenes. Y esto es sólo un ejemplo de lo que sucede. Pero hay tantos…

Me quedo aquí para intentar que algún medio masivo quiera entrar a fondo en el problema educativo y no quedarse en las portadas y titulares que estamos viendo en los últimos tiempos. Es una manera de intentar dar una primera pincelada que pueda abrir la puerta a un verdadero debate de fondo sobre esto que a todos nos parece fundamental para la sociedad, pero que nadie aborda desde sus cimientos. Finlandia tiene los mejores resultados porque impone un perfil de profesional competente, que ha tenido que demostrar desde el principio su vocación y su implicación profesional y que no puede relajarse en su formación a lo largo de su carrera. Eso garantiza que el macro – políticos, leyes, etc. – no repercuta tan negativamente en el micro – las aulas – y que podamos estar confiados en la competencia profesional de los responsables directos de la formación de nuestr@s hij@s.

En confianza, sabemos que esto no saldrá en ningún medio de comunicación masivo… pero había que intentarlo. Nos sabemos incómodos – como decía el otro – y, sobre todo, inoportunos en el tiempo. Que unos maestr@s señalen a otr@s en su falta de profesionalidad, no parece la mejor estrategia para contrarrestar el ataque neoliberal del gobierno autonómico. Pero qué le vamos a hacer. Alguien tenía que decirlo y… así estamos.

Si alguien está por la labor de entrar al trapo y empezar a poner cimientos, aquí estamos para seguir planteando problemas pero, fundamentalmente, propuestas de solución. Creemos que tenemos muchas y, claro – siempre según nuestro prisma – creemos que son excelentes, pero para eso necesitamos que los medios que influyen en las corrientes de opinión mayoritarias se impliquen. ¡Echamos mucho de menos a intelectuales de la talla del señor Fernández Enguita que, en su tiempo, metió el dedo justo en esta llaga… pero que ya lleva otro tanto “desatendiendo” su admirada faceta de enfant terrible de la educación! Si eres un medio progresista, sabemos que tendrás serias dudas y dificultades para defender todo esto que te contamos. Supondrá enfrentarse al aparato progresista y corporativo de sindicatos de educación, de partidos afines, de asociaciones como la mencionada de los MRP’s… Si eres, por el contrario, de los orgullosos de ser de derechas que están creciendo como las setas por el panorama comunicativo actual, preferimos no contar contigo porque sabemos que manipularías nuestro discurso y lo convertirías en la misma mierda con la que normalmente trabajas. Saludos a tod@s.

La conclusión de este escrito es bastante preocupante

Mis amig@s maestr@s y yo mismo concluimos, a partir de lo observado y vivido en nuestras ya decenas de años de experiencia en la cosa educativa, que el verdadero lastre de la Educación está dentro, no viene de fuera. La Administración y las leyes educativas evidentemente influyen para bien o para mal, pero si quienes tienen que ponerlas en práctica pinchan, da igual lo anterior. No es una minoría recalcitrante la que rebaja la calidad educativa en el cuerpo docente. No es una minoría reaccionaria al cambio, a la innovación (por cansancio, por edad, por…) la que tiene estancada la mejora de los resultados en Educación. Son muchos “compañeros y compañeras”, much@s, los que consideramos no dan la talla a la hora de asumir la labor de educar a niñ@s y jóvenes en su proceso de aprendizaje para la vida.

y es algo que aquí nos hemos preguntado con frecuencia: los políticos no demuestran ningún interés por la enseñanza y menos aún la pública, los padres/muchos padres no se involucran lo suficiente en el aprendizaje de sus hijos, pero ¿y los profesionales? Es evidente que ni todos los padres ni todos los docentes son iguales (cosa que dudo en el caso de los políticos). Mirar hacia dentro (todos, me incluyo como padre) es la única forma de mejorar y ayudar a conseguirlo, ojala cunda el ejemplo.

He oido comentar …

…, en la puerta del colegio, que unos padres están recabando firmas para iniciar, otra vez, el temita de la jornada intensiva en el colegio. Que curioso, en el cercano colegio de Los Molinos también, y ha empezado de la misma manera. No se si será verdad; era solo un comentario de corrillo. Pero, “cuando el rio suena ….

Evidentemente es una iniciativa que cualquiera puede tomar, cualquiera es libre de hacerlo.

Humm … me imagino a l@s únic@s beneficiados por este posible (y, más tarde o temprano, seguro) cambio de jornada, mirando al cielo mientras silban distraídamente … como si la cosa no fuera con ell@s.

Por cierto, también he oído comentar que en la cuestión económica, en el pueblo, está, como en tantos otros, jorobada y que esto podría afectar seriamente a partidas como las destinadas a actividades de extensión de la jornada escolar, etc … No se si será verdad; era solo un comentario de corrillo. Pero, “cuando el rio suena ….

¿Por la escuela pública? Si ¡ya!

Y, como siempre, los que realmente deberían ser los privilegiados y beneficiados de cualquier cambio, los niños, al margen.

Y con la que está cayendo.

 

Steve Jobs, el de la manzanita

Ayer, 5 de octubre, falleció a los 56 años Steve Jobs, cofundador de la compañía Apple. En 1976 fundó junto con Steve Wozniak la empresa de la manzanita mordida que se convirtió al cabo de unos años en una de las compañías de tecnología más importantes del mundo.

Su éxito fue siempre notable — no entro en su faceta de empresario, puro y duro, la cual es ciertamente controvertida sino, más bien, en determinadas facetas de su carácter personal — pero lo más atractivo de Steve Jobs era su personalidad y su visión. Alguien que con frecuencia iba por delante de los acontecimientos. Que se atrevió con lo que a otros asustaba.

Y era el alma indiscutible de la compañía.

En 1985 sale de Apple. Más bien le echaron, precisamente la persona a la que él mismo contrató para impulsarla.

Después de la natural y razonable incertidumbre (aunque seguro que con unas cuentas bancarias bien saneadas) funda la compañía NEXT que fabricó unas estaciones de trabajo realmente innovadoras. Al año siguiente co-funda PIXAR, la que puso en la pantalla películas como Toy Story, Buscando a Nemo y muchas otras.

De nuevo Jobs sube, pero Apple sufrió en aquella época un bajón importante.

En 1996 vuelve a Apple. Mediante la compra de NEXT por parte de ésta Steve Jobs vuelve a la empresa que creó y con la experiencia obtenida con NEXT impulsa unos cambios que ponen a Apple en el camino de lo que es ahora. Desde entonces se ponen en el mercado productos que todos conocemos.

En sus apariciones en público siempre transmitía algo distinto a la de otros personajes de su entrono y nivel. Quizás era algo que tenía no tanto que ver con el éxito empresarial sino con el personal. Es curioso que Steve Jobs no fue lo que diríamos un gran ni apreciado estudiante; pero este es también un rasgo coincidente en otras personas que se han dejado arrastrar por su pasión. Hay una cita suya que muestra su carácter y su visión; no se si la idea detrás de esta cita es suya pero era una frase que mencionaba en alguna ocasión:

No tiene sentido contratar a personas inteligentes y después decirles lo que tienen que hacer. Nosotros contratamos a personas inteligentes para que nos digan qué tenemos que hacer

Parece obvia pero no es algo que habitualmente se ponga en práctica. El si parece que lo hacía, aunque en una de la ocasiones le costara el puesto.

Incluyo aquí un vídeo de un discurso de Steve jobs en la universidad de Stanford, en 2005. Es muy significativo e interesante.

Imagen de previsualización de YouTube
¿Quieres escribir aquí?

Si quieres escribir en el blog puedes hacerlo a través del enlace siguiente.

Acceder

Si aún no eres usuario del blog puedes suscribirte en la página de acceso. La suscripción no te obliga a nada, te puedes dar de baja cuando quieras y tus datos están seguros.

Suscríbete al boletín
Loading...Loading...


Lectores PDF y Editor .DOC
Muchos de los documentos que puedes descargar desde esta web están en formado Adobe Acrobat.
Para poder abrirlos necesitas un lector de documentos PDF. Para ello puedes descargar uno pinchando uno los iconos siguientes:

Gnome Evince
Evince, lector PDF open source
get Adobe Reader
Adobe Reader

Para documentos en formato Microsoft © Word o Powerpoint, si no dispones del programa adecuado, puedes bajarte Cualquiera de estos dos paquetes ofimáticos:

Usa LibreOffice, The Document Foundation

Usa OpenOffice, The Apache Software Foundation

Estas son aplicaciones gratis soportadas y gestionada por comunidades de software libre que puedes instalar y usar sin limitaciones y que te permitirán trabajar con cualquier documento de Microsoft © Office

Twitter
Estudios y trabajos
Artículos interesantes
Enlaces a otras web
A(M)PAS y Asociaciones