¡Que pesadez con la jornada contínua … !

En el colegio de Navacerrada, al que hasta el año pasado asistíamos, han conseguido aprobar en el Consejo Escolar del pasado 16 de enero el inicio de solicitud de cambio de jornada, como ya sucedió el pasado 2009. De nuevo, como también se hizo entonces y todos los años siguientes, proponiendo el voto al “inicio del proceso de información sobre la jornada continua”. Que pesaditos con la jornada intensiva

! Que guasa tiene la cosa !

Ahora, iniciado el proceso esperemos que se realice, hasta el final, con unos mínimos democráticos, informando con claridad, realizando una votación democrática. No hay que desatender este tema ya que de aquellos que llegan provocar enfrentamiento dentro de la Comunidad Escolar y a llamar antidemócratas e incluso fascistas a los padres que muestran una opinión distinta a la suya, se puede esperar cualquier cosa por conseguir su objetivo.

Pero si da igual, si no lo consiguen para el curso que viene para el siguiente, con la LOMCE en la mano, podrán imponer la jornada intensiva por decreto.

No si al final, con todo lo que se quejan de esa birria de ley esto de la LOMCE  a más de un@ le va a venir al pelo.

La pena de esto es que un montón de grandes profesionales sigan sufriendo una pérdida de credibilidad y confianza por culpa de otro montón de profesionales. Como dice el dicho “pagan justos por pecadores“. Así nos va.

Y a alguien del cole se le puede ocurrir pensar que que hago yo opinando de las cosas y tejemanejes de un centro en el que ya no estamos. Pues pienso y opino por que como centro público, sí, es también nuestro colegio, aunque pueda haber quien piense que es solo suyo, y, también, por que me da la gana.

Me pregunto si con el cambio de jornada pasará como en cualquier trabajo en el que un empleado pide una reducción de jornada — porque , a ver, hablemos claro, esto es lo que hay detrás del cambio: una reducción clara y encubierta de la jornada laboral — también les reducen el sueldo en proporción.

12 comentarios para “¡Que pesadez con la jornada contínua … !”

  • JL:

    Es un tema sobre el que no tengo una opinión formada. Escribí en mi blog http://30dediferencia.wordpress.com/2013/10/30/jornada-partida-o-jornada-continua/ sobre este tema y no termino de aclararme. No tengo nada claro que es más beneficioso para los chavales y supongo que, de un modo u otro, al final nuestra opinión viene condicionada por lo que mejor nos va personalmente.

  • Vicente:

    Hola,
    la jornada continua no aporta a los niños nada más que saturación, falta de descanso, el mismo contenido en menos tiempo (porque, al final, es menos tiempo) que se traduce en más deberes, etc…
    Pero seguir dándole vueltas a si es mejor o peor para los pequeños es una discusión gastada . A los únicos que aporta — y de lo que realmente estamos hablado — a es los profesores: por mucho que lo pintemos y pongamos un lacito esto es una reducción de jornada; y a algunos padres que se ahorran un par de viajes.
    Y aún en el hipotético caso de que a alguno le viniera mejor sería tan poco (siempre hablando del provecho que los niños pudieran sacar de este cambio) que comparado con los trastornos que provoca el proceso de cambio, los conflictos y la pérdida de confianza es un disparate que no lleva a nada y solo perjudica, más de lo que está y va a estar, a la enseñanza pública.
    Los políticos, muy cucos, decidieron en su momento: “que se peleen entre padres y centros que lo que salpique a la privada y concertada — que son más baratas para ellos — ya nos compensa“.

  • Isabel:

    Hola JL:

    Lo que tu planteas es precisamente nuestra gran pérdida. Como colegio público, se trata siempre de intentar compensar en lo posible las desigualdades sociales y yo entiendo por lo tanto que deberíamos pensar en la comunidad educativa en su conjunto y en particular en esta misión de la escuela pública en concreto. No se reducen jornadas pero si que se disminuye el tiempo de estancia en el centro para aquellos alumnos que no se queden al comedor.
    Si nos referimos a los alumnos más desfavorecidos, con problemas económicos y que suelen quedarse solos en casa porque sus padres están trabajando para sobrevivir, esto supone, más tiempo solos sin vigilancia. Este problema ya se observa en secundaria pero lo estamos trasladando a edades más tempranas.
    Por otro lado, y teniendo en cuenta la nueva ley, todos aquellos alumnos que se queden en el centro más allá de las tres, se quedarán con cuidadoras de comedor ya que todo el personal docente (si no me equivoco) se habrá marchado del centro. Por lo tanto si ocurriese cualquier accidente …. Esta es una de las preguntas que intentaré aclarar mañana en la reunión informativa organizada por el centro.
    Espero que sea meramente informativa y que no intenten justificar la postura de nadie o se intente justificar la postura de todos.
    Con respecto a la jornada continua y la concentración de horas, yo sólo te puedo dar mi experiencia en una jornada continua en secundaria y es que la quinta y sexta horas son agotadoras. Esto puede cambiar bastante cuando se establecen más recreos a lo largo de la mañana con un mínimo de 20 minutos pero siguen siendo horas difíciles al igual que lo son las de la tarde. La verdad es que ayuda mucho tener dos recreos en vez de uno.
    Otra de las cosas que me preocupan es la cantidad de tiempo que algunos niños se quedan sin comer nada. Teniendo en cuenta que entran antes y comen más tarde, el niño que cambie el fútbol por la merienda puede tener problemas nutricionales.

    En definitiva, yo entiendo que hoy en día hay personas que lo están pasando mal y que la jornada continua ahorra viajes y comedor a estas personas pero pido por favor que tengan en cuenta las consecuencias de la misma, mayor diferencia social, posibilidad de que desaparezca el comedor si no hay el número suficiente de niños que lo contraten, disminución de las actividades extraescolares en el centro y despidos por lo tanto de personal de comedor y extraescolares.

    Así que desde aquí me gustaría hacer un llamamiento a la reflexión y mirar este cambio desde un punto de vista global y comunitario en vez de personal porque si perdemos todo esto no se va a poder volver a recuperar ya que lo que si está claro es que no hay marcha atrás.

    Un saludo cordial.

    • Vicente:

      Hola,
      es cierto que una coordinación y punto de información centralizado es una buena cosa. Aunque ya existe y lleva tiempo funcionando: http://jornadacontinuaypartida.wordpress.com/
      Este es el blog que lleva más tiempo en marcha y que reúne la mayor cantidad de información. Coordinado principalmente por una madre de un colegio Cataluña en él participan padres de muchos lugares.
      De todas formas lo que me parece insólito es que habiendo tanta información en contra de la jornada intensiva, tantos lugares (y cada vez más) donde acceder a esa información, tantos colegios que pasan y han pasado por tantos y, en muchas ocasiones, tan graves conflictos a cuenta del cambio, colegios que llevan años intentado conseguir esta mejora, solo para los profesionales claro, y ab-so-lu-ta-men-te ningún sitio donde se apoye o justifique ningún beneficio de la intensiva, ésta siga prosperando poco a poco.
      Padres que aseguran haber postulado por la jornada partida ahora aplauden la intensiva sin recato alguno y siempre, siempre, argumentando como ventaja el ahorro de viajes y una comodidad que solo les beneficia a ellos. He conocido a más de una veintena de estos casos y me sigue dejando estupefacto. Como podemos cambiar de opinión y de repente dejar a los niños fuera de la ecuación por interés propio.
      Profesores que afirman que “… hombre, esta jornada lleva 90 años y ya es hora de cambiarla …” pues yo opino que su forma de enseñar viene de 300 años atrás y eso si que hay que cambiarlo y ya.
      Da verdadera penita.
      Ea.
      Vicente

  • Ana:

    Solo una cosa, el cambio a jornada continua no supone una reducción en la jornada de los profesores.

    Horario de un profesor en jornada partida:

    9:00 – 12:30 Clases (9:00 a 10:00 primera hora, de 10:00 a 11:00 segunda hora, de 11:00 a 11:30 recreo, 11:30 a 12:30 tercera hora)

    12:30 – 13:30 Exclusiva (que es una hora que tiene que permanecer el profesor en el centro obligatoriamente para reuniones con padres o claustros o para trabajo personal.

    13:30 – 14:30 El profesor que vive cerca del colegio se puede ir a su casa a comer, el que no, se puede quedar a comer en el comedor pero no tiene que hacer labores de vigilancia (de eso se encarga la empresa del comedor, los profesores son docentes, no cuidadores, ojo). También se puede ir a comer fuera, o llevar un sandwich o lo que le apetezca.

    14:30 – 16:00 Clases (de 14:30 a 15:15 cuarta hora y de 15:15 a 16:00 quinta hora)

    TOTAL: 6 HORAS

    Horario de un profesor de jornada continua:

    9:00 a 14:00 Clases 89:00 a 10:00 primera hora, 10:00 a 11:00 segunda hora, 11:00 a 11:45 tercera hora, 11:45 a 12:15 recreo, 12:15 a 13:15 cuarta hora y de 13:15 a 14:00 quinta hora).

    14:00 a 15:00 Exclusiva, sí, sí, los profesores siguen estando obligado a cumplir esa hora en el centro para reuniones y tal. En algunos centros la exclusiva la centran en varios días por la tarde, estando obligados a cubrir los 5 días todo el profesorado.

    TOTAL DE HORAS: 6

    Así que por favor, no caigan en lo fácil de decir que con jornada continua los profesores trabajan menos horas. Porque trabajan igual. Hay profesores que están a favor y hay profesores que están en contra de la jornada continua. Al igual que padres a favor y padres en contra. Pero no digan que los pofresores que están a favor es porque son vagos y no les gusta trabajar. Igual que sería descabellado pensar que los padres que no están a favor de la jornada continua son aquellos que aparcan a los hijos en el colegio.

    De todas formas LOS PADRES SON LOS QUE SIEMPRE TIENEN LA ÚLTIMA PALABRA en las votaciones de cambio de jornada, ¿no?

  • Ana:

    ¡Ah! Y el equipo directivo se queda siempre en el centro hasta que finaliza el tiempo de comedor, vamos, que esperan a que los niños sean entregados a sus padres o a los monitores de las actividades extraescolares.

    Se puede estar a favor o en contra de la jornada continua. Pero no está bien argumentar con cosas que no son ciertas. Ni los profes trabajan menos horas ni los niños tienen menos horas de clase (siguen teniendo tres sesiones de una hora y dos de cuarenta y cinco minutos) así que jornada continua y mandar más deberes no tienen por qué ir parejos.

    Busquemos juntos dilucidar qué es mejor para nuestros hijos, pero no entremos en guerras entre padres y maestros. Todos estamos en el mismo barco, no nos dejemos manipular por los intereses políticos que tratan de desacreditarnos a unos y a otros. Podemos tener disparidad de pensamientos y opiniones, pero no tenemos porqué posicionarnos unos en contra de los otros.

    Un saludo.

    • Vicente:

      Disculpa mi hosca respuesta, pero, eso no te lo crees ni tu.
      En la práctica no es así.
      Para conseguir una mejora vendéis (lo digo partiendo de la base de que eres docente, si no, estás defendiendo algo incomprensible) lo que tengáis que vender y coaccionáis lo que sea necesario.
      Y sí, deberíamos trabajar todos juntos pero no solo para lo que a vosotros os interesa: ir a manifestarse un día de diario, no por la Escuela Pública, sino por vuestros privilegios.
      Los privilegios hay que ganarlos. Pero a costa de un esfuerzo continuo.

  • Ana:

    Claaaaaaaaroooo, en la práctica los profesores, como no fichan, entran y salen del colegio a la hora que les da la gana, ¿verdad? Y total, como nadie les controla, si les apetece dan clase y si no tienen ganas pues se ponen a leer el periódico, a jugar al Candy Crash o a leer guías de vacaciones para decidir el destino para el siguiente puente. Jo, como si no tuvieran suficiente con los tres meses de vacaciones que se chupan en verano, ¿verdad? Ah, eso sí, como la mayoría de las veces no dan clase, inflan a los niños de deberes, para justificar que los padres se hayan gastado una pasta gansa en libros de texto y cuadernos. ¡Y encima se quejan! ¡Y no hacen huelgas los domingos a la hora de la siesta! ¡Y salen a manifestarse los jueves! Ay, si es que qué razón tenía Esperanza Aguirre cuando decía que los profesores se quejan porque son vagos ¡si tienen el horario de trabajo más reducido que cualquier profesional de la Comunidad de Madrid!

    Pero qué tonta he sido, que en lugar de estudiar Magisterio en la Universidad y prepararme luego unas oposiciones a la buena vida, digo, al cuerpo de maestros, he estado perdiendo el tiempo en una Licenciatura y ahora estoy en el paro buscando trabajo.

    Perdóname a mí la ironía (Sí, los dos párrafos anteriores son ironía pura y dura). No soy docente, pero no sé a qué te refieres con que defiendo “algo incomprensible”. ¿Qué es incomprensible, según tú?

    No me gusta que se demonice a un grupo de profesionales porque sí, porque es muy fácil meter a todos en el mismo saco: profesores, médicos, funcionarios, camioneros, abogados… Repito: hay profesores que están de acuerdo con la jornada continua y profesores que no están de acuerdo con la jornada continua. Igual que hay padres que están de acuerdo y padres que no. Y preferir un modelo de jornada u otro, no te hace ni mejor ni peor persona.

    En el colegio que hay al lado de mi casa llevan varios años votando para el cambio de jornada, y no lo han conseguido, porque no se cumple el mínimo de participación por parte de LOS PADRES (que sí, que son los que con su voto tienen la última palabra). Y claro, los que no están de acuerdo con el cambio saben que no tienen que ir a votar el NO, sino no ir ese día a votar, que así ni siquiera se puede hacer el recuento. (Si no acuden a votar las 3/4 partes de los padres, el proceso queda invalidado).

    En mi opinión se puede debatir sobre los beneficios o prejuicios de una u otra jornada. Pero aprovechar la coyuntura para arremeter contra todo un colectivo de profesionales me parece nocivo. Claro que ahora entiendo por qué la Comunidad de Madrid no se moja en este tema y deja que padres y profesores terminen, una vez más, enfrentándose y echándose las culpas unos a otros en un círculo vicioso que no tiene fin.

    No digo que todos los profesores sean santos, habrá de todo, como en botica. Pero basta ya de meter a todos en el mismo saco.

    Mi ahijado lleva dos años con la jornada continua. En su cole salió el sí el curso 2010/2011. Sus padres, milagrosamente, trabajan. Pues bien. El niño se queda al comedor (igual que en los cursos anteriores al cambio de jornada). Y su padre pasa a recogerlo a la misma hora a la que lo recogía cuando el colegio era de jornada partida: las 4 de la tarde y no paga ningún extra, porque esa es la hora a la que termina el servicio de comedor. No discuto que la concentración de clases con un solo descanso en medio pueda, en ocasiones, suponer una carga para los niños. En especial para los más pequeñitos. Entiendo que esa última hora de 13:00 a 14:00 pueda hacérseles muy cuesta arriba. Pero vamos, también recuerdo de mis tiempos de estudiante la modorra máxima que sentía por las tardes haciendo la digestión sentada al lado del radiador (¡ah, que por cierto, los radiadores de las aulas de los colegios de jornada continua dejan de funcionar a las dos de la tarde! ¡Dos horas de calefacción que se ahorran los Ayuntamientos!) ¡¡o las clases de Educación Física a las tres de la tarde!!

    Insisto. Defendamos una u otra postura pero no ataquemos por sistema a un gremio con falacias y medias verdades. Como esta ponencia sobre la jornada continua que he encontrado en internet: https://www.nodo50.org/movicaliedu/ponenciajornadaunica.htm , por ejemplo, que está excepcionalmente redactada y parece todo muy correcto. Pero si nos vamos al punto 3.1 me da la risa. Los profesores no tienen “algo más de dos meses de vacaciones en verano”. Terminan el día 30 de junio (aunque a los niños se les dé las vacaciones antes) y empiezan el 1 de septiembre (aunque los niños inicen las clases después). ¡Ah! Y en julio los profesores están a disposición de la Administración. O sea, que si la Administración le dice a un profesor que, por ejemplo, le toca presentarte de tribunal de oposiciones en julio pues se tiene que presentar, porque en julio, oficialmente, no está de vacaciones. Que sí, que por ahora la Administración no está tirando de todos los maestros en julio, pero si algún día lo necesita, lo puede hacer y los profesores no podrán protestar.

    No soy docente, aunque quién sabe, tal como está el mundo laboral estoy por volver a meterme en la Universidad a estudiar Magisterio y luego opositar. Repito: no soy docente pero me gusta informarme y no creer, de buenas a primeras, todo lo que se dice. Y menos si quien lo dice es gente como Esperanza Aguirre. Que todo el mundo sabe que se preocupa muchísimo por mejorar la Escuela Pública. (Otra vez la ironía, tengo que hacérmelo mirar).

  • Ana:

    Perdón si he sido muy, muy espesa.

    Lo que quería decir, en resumen, es que con argumentos tales como “los que realmente se benefician de esto son los profesores” parece que el motivo último que nos lleva a votar en contra de la jornada continua es, principalmente, “por J…” al profesorado (hala, que se chinchen, que curren como todos), en lugar de porque pensemos que no beneficia a nuestros hijos, o que no hay suficientes estudios que demuestren que realmente ayuda en el rendimiento.

    Muchas gracias por dejarme comentar y no mandarme directamente a la porra, je, je.

    Un saludo

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

¿Quieres escribir aquí?

Si quieres escribir en el blog puedes hacerlo a través del enlace siguiente.

Acceder

Si aún no eres usuario del blog puedes suscribirte en la página de acceso. La suscripción no te obliga a nada, te puedes dar de baja cuando quieras y tus datos están seguros.

Suscríbete al boletín
Loading...Loading...


Lectores PDF y Editor .DOC
Muchos de los documentos que puedes descargar desde esta web están en formado Adobe Acrobat.
Para poder abrirlos necesitas un lector de documentos PDF. Para ello puedes descargar uno pinchando uno los iconos siguientes:

Gnome Evince
Evince, lector PDF open source
get Adobe Reader
Adobe Reader

Para documentos en formato Microsoft © Word o Powerpoint, si no dispones del programa adecuado, puedes bajarte Cualquiera de estos dos paquetes ofimáticos:

Usa LibreOffice, The Document Foundation

Usa OpenOffice, The Apache Software Foundation

Estas son aplicaciones gratis soportadas y gestionada por comunidades de software libre que puedes instalar y usar sin limitaciones y que te permitirán trabajar con cualquier documento de Microsoft © Office

Twitter
Estudios y trabajos
Artículos interesantes
Enlaces a otras web
A(M)PAS y Asociaciones